El cambio es posible: Proyecto de la Calle Colonial en el barrio Oasis por TECHO Colombia.

Importante en nuestra misión de “Aprender para Enseñar y Servir” es dar a conocer obras hechas realidad que inspiren a tomar acción y cambiar nuestro entorno.

(IN:PHOTO) Aprender para enseñar y servir
(IN:PHOTO) Aprender para enseñar y servir

Este es el caso del  Proyecto de la Calle Colonial en el barrio Oasis (Cazuca, Soacha), Colombia, gestionado por la organización de TECHO.

Si han visto las fotos de este proyecto en redes sociales seguro los ha inspirado y se habrán preguntado ¿cómo se hizo este proyecto?, hemos entrevistado al equipo que realizó esta obra para conocer sobre la gestión del proyectoFelipe Bogotá es el gerente general y vocero de TECHO: 

 ¿En qué consistió?

La intervención consistió en adecuar un paso peatonal que da acceso directo a 58 viviendas y funciona como vía de acceso para otros barrios. El proyecto se elaboró desde la comunidad, en la Mesa de Trabajo (espacio de reunión de la comunidad y voluntarios donde se plantean los retos para el desarrollo del barrio y se organizan los vecinos para trabajar por el barrio) y presentaron la idea a TECHO para obtener financiación y apoyo técnico.

La transformación de la vía consistió en, mediante el uso de maquinaria, aplanar el terreno para luego esparcir una capa de recebo que permitiera darle nivel a la superficie y proceder a la instalación de losas prefabricadas, especialmente diseñadas para veredas. Este tipo de intervención permitió cambiar la vocación del espacio, facilitando un cambio de uso vehicular a peatonal.

 ¿Cuál o cuáles fueron las necesidades?

La necesidad más evidente es mejorar el estado de la vía para reducir las incomodidades que su estado anterior producía. Por ejemplo, en la época de lluvias la calle era un lodazal y las personas se caían cuando pasaban por ahí o entraban a sus casas untadas de barro. Y durante la época seca, se levantaba mucho polvo y se acumulaba basura.

 ¿Cuáles fueron las fases que tuvo este proyecto?

Este proyecto tuvo dos fases de realización. En la primera fase se construyeron los sardineles de la vía, para delinear el nuevo perfil de la vía e ir canalizando las aguas lluvias. En la segunda fase se trabajó en la instalación de la superficie dura, construcción de canaletas y acabados finales.

 ¿En qué tiempo fue realizado?

Desde la presentación de la idea del proyecto hasta su finalización transcurrieron 9 meses. Desde Julio 2012, hasta Abril 2013. Este tiempo incluye el proceso de elaboración del proyecto, convocatoria a la comunidad, asesorías técnicas y financieras y ejecución como tal de la obra.

Este tipo de iniciativas toman tiempo, pues las comunidades para poder sacar el proyecto adelante deben acceder a redes formales, sin embargo,la gran mayoría de veces estas comunidades están alejadas de este tipo de redes.

No obstante, precisamente eso es lo que busca TECHO que a través del trabajo de jóvenes voluntarios y familias de los barrios se logren llevar a cabo proyectos que impulsen a estas comunidades hacia el desarrollo comunitario.

Como tal, la instalación del material tardó 3 semanas trabajando sábados y domingos, entre la comunidad y voluntarios del TECHO.

 ¿Con qué recursos se contaron?

Para este tipo de proyecto, TECHO ha perfeccionado una herramienta de financiamiento y apoyo denominada FonTECHO. El proyecto Calle Colonial obtuvo el 10% de su financiación mediante este instrumento, el 40% mediante las donaciones de una compañía constructora del sistema de transporte masivo Transmilenio y el 50% lo aporto la comunidad mediante trabajo y vinculando la alcaldía municipal que aporto con la maquinaria pesada.

¿Hubo riesgos de algún tipo?

El mayor riesgo que este tipo de proyecto tiene es lograr convocar a la gente a trabajar y a organizar el proyecto. Las comunidades, en donde TECHO trabaja, son comunidades que se desenvuelven en un entorno de muchos problemas sociales, económicos y culturales, por ende, el trabajo en conjunto algunas veces se ve frenado por este tipo de barreras. No obstante, este es un gran reto para la organización, pues su fin último es lograr que estas comunidades logren autogestionarse y así organizarse para trabajar en pro de un mismo objetivo: la superación de la extrema pobreza.

En TECHO consideramos que estas iniciativas deben buscar causar impacto en la comunidad, no sólo el impacto de mejorar la calidad de vida mediante la intervención en el territorio, sino lograr potenciar a las comunidades mediante el desarrollo de sus capacidades de liderazgo.

¿Cómo es la relación con los vecinos, a cuántos ha beneficiado, ellos también participaron?

Al inicio del proyecto la relación era con un grupo de vecinos que lideraban el proyecto, fue muy duro lograr que el resto de los vecinos del proyecto se vincularan, pero con el paso del tiempo todos se fueron animando con el proyecto. Durante la etapa de la construcción se sumaron todos los vecinos de la calle de alguna u otra manera, algunos trabajando y otros con la logística.

Se han beneficiado directamente aproximadamente 232 personas que viven con acceso a la calle, e indirectamente cualquier persona del sector que transite por la calle. Según, los mismos vecinos, se podría hablar de entre 300 y 500 personas por día.

¿Cuáles fueron los retos y compromisos que asumió el equipo que realizó este proyecto?

El equipo de fonTECHO Infraestructura está conformado por cuatro estudiantes de ingeniería civil de último semestre y un estudiante de Desarrollo Urbano, en cabeza del equipo. De este equipo los ingenieros se encargaron de todo el asesoramiento técnico, mientras que el estudiante de Desarrollo Urbano estaba encargado del proceso con la comunidad y de los temas de norma urbanística.

¿Quiénes son ustedes, a qué se dedican, qué busca el equipo de Fontecho Infraestructura, personalmente que los motiva o inspira a involucrarse, a trabajar en esta obra y en TECHO?

TECHO es una organización presente en Latino América y el Caribe, que busca a través del trabajo de jóvenes voluntarios y familias de asentamientos precarios la superación de la extrema pobreza.

Para lograr esto tenemos como organización tres pilares fundamentales:

  1. El fomento del desarrollo comunitario: TECHO está convencido que la única manera de superar la extrema pobreza es desarrollando un modelo integral de trabajo junto con las comunidades vulnerables. A través, de programas como la construcción de viviendas, proyectos de infraestructura, planes jurídicos, alimentarios, educación, entre otros, se le brindan herramientas a estas comunidades para que sean ellas mismas las protagonistas de su propio cambio.
  2. Promoción de la conciencia y acción social: TECHO cree firmemente que la pobreza debe ser un asunto prioritario para toda la sociedad. Por ello busca sensibilizar a todos los agentes sociales sobre esta grave problemática que se vive en América Latina, para que así tomen acción concreta desde su rol social para brindar soluciones sostenibles al fenómeno.
  3. Incidencia en políticas públicas: TECHO sabe que la pobreza es un problema estructural que necesita de soluciones estructurales. Por ello, el poder participar del diseño de políticas públicas en todas las instancias es uno de los objetivos de la organización, pues es desde esta dimensión que se puede mejorar significativamente la situación de las millones de familias que viven en situación de extrema pobreza.

FonTECHO es uno de estos programas de desarrollo comunitario, adscrito al Área de Proyectos Comunitarios, y busca entregar financiación y asesoría a los proyectos de las comunidades, estos pueden ser de promoción cultural e integración comunitaria; de fomento productivo o de infraestructura.

El equipo de fonTECHO infraestructura busca apoyar mediante asesoramientos técnicos y de formulación de proyectos, las iniciativas de las comunidades en relación a mejoras de infraestructura urbana, carente en los asentamientos en donde TECHO está presente. El equipo trabaja en este tipo de obra, ya que vemos la urgencia de estas comunidades de mejorar su entorno físico que incluye al barrio en su totalidad donde existen necesidades insatisfechas, que pueden ser solucionadas mediante la herramienta y el apoyo que da el equipo de FonTECHO Infraestructura.

¿Qué han aprendido de esta experiencia que nos puedan enseñar?

Hemos aprendido que lo importante es darles a las comunidades las herramientas necesarias, que faciliten su crecimiento como personas y como unidad comunitaria. Sin las herramientas necesarias, es muy complejo lograr una óptima organización barrial, y por lo tanto es muy difícil desarrollar proyectos de este tipo.

(IN:PHOTO) Aprender para enseñar y servir.
(IN:PHOTO) Aprender para enseñar y servir.

¿Qué les dirían a la gente, al ciudadano de a pie, joven, señor, señora, estudiante,  que tiene todas las ganas de emprender un proyecto para mejorar su entorno y quizás no sabe por dónde empezar o aun duda de empezar?

Lo primero es que estos proyectos son largos y complejos. Solo se puede llegar a un resultado deseado con mucha persistencia y paciencia.

Sin embargo, la clave de este tipo de trabajos es realizarlos en conjunto y con el apoyo de todos los agentes necesarios para llevarlo a cabo con éxito. En TECHO trabajamos incansablemente de la mano de jóvenes voluntarios y familias de los barrios, buscando acercar también al resto de los agentes sociales: gobierno, empresas, medios de comunicación y sociedad en general para alcanzar nuestro gran objetivo de superar la extrema pobreza.

Les damos este mismo consejo, trabajen incansablemente de la mano de aquellos que necesitan y de los que necesitan para alcanzar su objetivo, el poder mejorar las condiciones de un entorno grande o pequeño necesita de las manos de todos y no de unos pocos.

FICHA DEL PROYECTO
FICHA DEL PROYECTO

– – –

Para servir: ¿Se puede replicar este modelo en nuestro país?  

¿Cuántos asentamientos humanos existen en nuestro país? Cuántas zonas en ladera, “invadidas”, improvisadas para vivir , pueden ser transformadas con una intervención similar? Definitivamente hay espacios en los que se puede replicar este modelo y contribuir en la mejora de la calidad de vida de muchas familias. Qué hace falta? Decisión? Liderazgo? Creatividad? Emprendimiento? Compromiso?

Tú eres el líder que puede producir este cambio y solo hace falta que empieces.

Invitación a actuar, el cambio es posible.
Invitación a actuar, el cambio es posible.

Perfil: TECHO

Es una organización que esta presente en 19 paises de Latinoamérica y El Caribe.Tiene la convicción de que la pobreza se puede superar  si la sociedad  logra reconocer que éste es un problema prioritario y trabaja activamente por resolverlo. 89.500 familias de asentamientos han trabajado en conjunto 530.00 voluntarios en la construcción de su vivienda en América Latina.

TECHO EN PERÚ:

 http://www.facebook.com/TECHOperu?fref=ts

GRACIAS a … Daniel Quintero y Laura Macías en Colombia!!!! que forman parte del equipo de TECHO y gracias a su apoyo fue posible realizar esta entrevista.

– – –

*Urbana Arquitectura “Aprender para enseñar y servir”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s